EspañolEnglish

Hogar Salvando al Alcohólico de Goicoechea

hogar goicoechea

 

Director:  Jorge Arturo Acuña Rodríguez

 

Asst. Administrador : Jorge Torres Chinchilla 

Telefono: 2245-4343 / Fax: 2245-4343.

Dirección: De la Clínica Jerusalén – 100 Este, 125 Sur Este, entrada a Mozotal.

Correo Electrónico: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it / This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Sitio Web: www.fedehogares.com / www.hogardealcoholicos.org

Campos: 30 / Solo para hombres.

Contribución: 40.000.00 colones.

 

Nota: Sede de la Secretaria de la Federación de Hogaes Salvando al Alcohólico.

 

 

HISTORIA
ASOCIACION CENTRO DE REHABILITACION PARA ALCOHOLICOS EN GOICOECHEA


Para verano de 1992, tres miembros del grupo de AA Renacimiento Guadalupano (Guadalupe)  visitaron a un compañero de AA de Llorente de Tibás, para plantearle la urgente necesidad de establecer un Hogar Salvando al Alcohólico en el cantón de Goicoechea, tomando como base  la experiencia de 11 años del Hogar de San Cayetano y a la ausencia de un centro de recuperación en los cantones de Goicoechea, Moravia, Tibás y Coronado,
Mientras se maduraba la idea se fortaleció el grupo con el ingreso de tres compañeros  de los grupos de AA de Moravia. Se eligió  alquilar una pequeña casa en el costado sur del Colegio Madre del Divino Pastor, en Guadalupe, con una capacidad de 6 camas (catres) , para un internamiento aproximado de 15 días, con un alquiler de  35.000 colones, para lo cual se impusieron crear un grupo de socios con una cuota de 1.000, la que llegó a fallar en vista de la inconsistencia en el pago. Los primeros años el mantenimiento se realizó a base de aportes personales de los miembros de Junta Directiva, donaciones en especie y ayuda de los familiares de los internos. El primer interno abandonó el internamiento y más tarde falleció.


Este servicio de internamiento sin fines de lucro prosiguió pese a las advertencias y sellos del Ministerio de Salud, en razón de las condiciones físicas y el hacinamiento. Buscando un lugar adecuado se ubicó una casa en El Carmen de Guadalupe, donde la sensibilidad y apoyo de la señora  propietaria permitió considerarla como una buena alternativa, sin embargo su esposo la sentenció : “ si usted les alquila la casa yo me voy de la casa”, ya que consideraba que los alcohólicos serían una lacra y un peligro para todo el vecindario, unos vagabundos peligrosos  y una indignación para la familia

Esta circunstancia reafirmó otra alternativa existente, una casa de mayor tamaño,  al frente  de la casa que ocupaban , en la misma cuadra del colegio Divino Pastor, la cual presentaba mejores instalaciones, zona verde, zona de visita familiar, mayores comodidades. Se  compraron camas, y con un costo mayor de alquiler.


Posteriormente, en 1993 ingresan otros compañeros de AA a la Junta Directiva y se abocaron a formar los estatutos del Hogar con el fin de obtener ayudas públicas.

En estas instalaciones se aumentó la población a 12 personas y luego a 18, se modernizó la administración y se perfeccionada la situación financiera,  se introduce la maquilla de cordel para tender ropa,  empaque de material médico, etiquetaje, etc, Además se obtienen convenios de ayuda económica  con el IMAS y se inician relaciones para la ayuda de  la Junta de Protección de San José.

Para el año 1999 el alquiler se acercaba a los 120.000 y se pretendía por parte de la propietaria  un incremento del 20% en el alquiler , más el pago de impuestos municipales y de una paja de agua de otro inquilino colindante. Esta circunstancia incrementó el deseo de obtener una propiedad propia , iniciándose con la compra de un terreno.  Para finales del 1999, la Junta Directiva del Hogar  decide construir con la colaboración económica de una persona no alcohólica en un terreno cerca de la clínica Jerusalén (Alto de Guadalupe) , con el compromiso de pagar un alquiler sobre las futuras instalaciones y el acuerdo de gestionar ante la Junta Directiva de la Junta de Protección Social el refinanciamiento del inmueble a un ventajoso precio de costo.
La obra se inicia a finales de 1999 y finaliza en el verano del 2000, con una capacidad de 29 personas .

Esta gestión será encauzada por el tenaz trabajo del administrador, Jorge Acuña. Luego de dos años de trámites la Junta de Protección Social, se logra la financiación y se efectúa el traspaso definitivo a favor de la Asociación. Posteriormente, en razón de los planes de expansión en el área de familia, consejería, ropería y bodegas, un miembro de AA , propietario de la propiedad colindante , dona la propiedad a la Asociación, alcanzando  la dimensión actual  de 1.600 metros cuadrados, con 1.010 metros de construcción. En la actualidad la Asociación no cuenta con deuda alguna, opera con 26 voluntarios permanentes, tres profesionales, un consejero de planta, un director de programa, un asistente . Ha efectuado hasta el 2011 la cantidad de 9.469 internamientos desde su fundación , con un promedio de 620 internamientos anuales. La deserción pasó del 23% en 1999 a un 3% para el 2011, fruto del mejoramiento de los niveles de calidad y de los servicios prestados.

En el año 2007, se construye el muro frontal de contención de dicho terreno, en parte con el dinero donado por los amigos de la enfermera francesa Jacqueline Delacroix, que un año atrás había realizado un trabajo voluntario en el Hogar y que un año después, antes de fallecer en Francia había solicitado a sus amigos cercanos donar pequeñas sumas de dinero al Hogar de Goicoechea.

Para finales de 2008 y principios del 2009 se construyen por medio de una partida específica los consultorios para enfermería, psicología y consejería, y se completa el primer mural de 12 metros y se logra cerrar el perímetro de seguridad del Centro. 

En el año 2010 se renuevan equipos industriales y se impulsa la remodelación moderna de la cocina, comedor y sala de terapia.

Actualmente en el 2012, se desarrollan mejoras en el zona verde, se finalizan dos murales adicionales de 8 metros cada uno, la finalización de los senderos, fuentes, y la creación de un kiosco para complementar la visita familiar, se incrementan los niveles de calidad de los servicios del equipo terapéutico y se reasegura el financiamiento para la presencia de profesionales en forma continua durante todo el año.